Home         Translations         About Us   
search  












 

LA TRAICION

¿Cómo es que traicionas al Hijo del hombre con un beso, arrestándome como si yo fuera un ladrón, cargando espadas y mazos? Todos los días estuve entre ustedes en el templo, y nunca me echaron mano. Pero esta es su hora y el poder de las tinieblas está trabajando.

Todo lo que fue escrito por los profetas acerca del Mesías se cumplirá. Será entregado a la custodia de los paganos, se burlarán de él, será tratado con desprecio y maltratado. Lo azotarán y lo matarán, pero al tercer día él resucitará.

Pronto tengo que dejar esta tierra y marcharme adonde ustedes aún no pueden seguirme. He deseado comer esta Pascua con ustedes antes de que sufra, pues les digo en verdad: no comeré la Pascua otra vez, hasta que todo lo que esto significa sea cumplido en el reino de Dios, ni beberé del fruto de la viña, hasta que venga el reino de Dios. Este pan es mi cuerpo el cual es entregado por ustedes. Cómanlo en memoria de mí. Este vino representa el nuevo pacto de salvación de Dios, sellado por mi sangre, la cual derramo en favor de ustedes.

Tengo que dar mi vida, como fue predicho por los profetas, per ¡ay! Del hombre que traiciona al Hijo del hombre. Habría sido mejor si ese hombre no hubiera nacido. No me refiero a todos ustedes, pues conozoco muy bien a los que he escogido, pero tiene que cumplirse la escritura que dice: "Uno que comparte mi pan, me traicionará."

Les digo esto ahora antes de que suceda, para que luego crean en mí.

¿Se vanaglorian por estar dispuestos a dar su vida por mí? Tristemente, esta noche todos ustedes me abandonarán como lo ha escrito el profeta: "Mataré al pastor y las ovejas se dispersarán."

¡Oh,! Padre, si es posible, permite que yo no pase por esta prueba tan severa. No obstante, que no se haga mi voluntad, sino la tuya.

He aquí, ha llegado la hora para que el Hijo del hombre sea entregado en las manos de pecadores.

Miren, aquellos que viven de la espada morirán por la espada.

¿No saben que yo podría rogar a mi Padre, y El podría enviar doce legiones de ángeles para mi defensa? Pero, ¿cómo se cumplirían las Escrituras que dicen que debe de suceder así?

Ahora el Hijo del hombre será glorificado, y Dios se glorificará en El.

EL JUICIO

Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no se te diera desde arriba.

¿Por qué me juzgras haciéndome estas preguntas? Debes preguntar a los que me han escuchado. Ellos saben muy bien las cosas que he dicho.

Yo no he susurrado mi mensaje en secreto. He hablado abiertamente al mundo. He enseñado en los lugares de adoración y públicamente en el templo, en donde se reunían mis seguidores.

Si lo que he dicho está mal, entonces presenta evidencias de ello. Pero si he hablado la verdad, entonces, ¿por qué me pegas?

Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mis seguidores hubieran tomado armas para defenderlo, para que yo no fuera entregado en sus manos. Pero mi reino no es de esta tierra.

Aun así, dices la verdad cuando me acusas de ser un rey. Para esto nací, y por este propósito vine al mundo, para ser un testigo a la verdad.

Todos los que aman la verdad, reconocen mi mensaje.

LA CRUZ

Ahora el príncipe de este mundo será derrotade, y si yo fuere levantado de la tierra (en la cruz), atraeré a todas las naciones a mí.

Por esto mi Padre me ama, porque doy mi vida para volverla a recibir. Nadie me la quita, pero yo la doy de mi propia voluntad. Tendo el poder de dar mi vida y tengo el poder de tomarla otra vez. El Padre me ha dado este poder y derecho.

Padre, perdónalos; porque ellos no saben lo que hacen.

De verdad te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso.*

¡Mujer, he ahí a tu hijo!**

¡He ahí a tu madre!***

Elí, Elí, ¿lama sabactani?****

Tengo sed.

Consumado es.

Padre, en tus manos encomiendo mi espíitu.

*Al ladrón en la cruz.

**A María, junto a los pies de la cruz con Juan.

***A Juan.

***¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?

DESPUES DE LA RESURRECION

No seas más incrédulo, sino ¡cree!

Yo sé de dónde he venido, y a dónde iré; pero ustedes no pueden decir de donde he venido, ni a dónde voy. Ustedes son de la tierra. Yo soy de arriba. Ustedes son de este mundo. You no soy de este mundo.

Nadie ha ascendido al cielo, excepto aquel que vino del cielo, el Hijo de Dios que está en el cielo.

Vé y di a mis hermanos que ascenderé a mi Padre y su Padre; y a mis Dios, y a su Dios.

¿Por qué se turban y en sus mentes surgen dudas? Tengan paz.

Miren mis manos y mis pies, que yo mismo soy: tóquenme y vean; pues un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo.

Porque me han visto, creen. Benditos son los que no me han visto y creen.

Dentro de poco el mundo no me verá más, pero mi presencia quedará con ustedes; y porque yo vivo, ustedes también vivirán.

 
 


 

 
Send a friend an email telling them about The Words Site:

Friend's Name:   Friend's Email:   Your Name:  

Home | About Us |

THE WORDS IS COPYRIGHT-FREE. Permission to duplicate The Words applies to all audio
narrations and/or video on this site. Site Design Copyright ©2003 The Words, all rights reserved.
Site design by Prime Web Design